Economía
August 13, 2020

Repunta la búsqueda de vivienda. Oportunidad, inversión y continuidad.

El confinamiento nos mantuvo en pausa en todos los aspectos. Y a pesar de que el panorama apunta a que sigamos manteniendo un estilo de vida con “sana distancia” las actividades y planes comienzan.

2 min.
min. de lectura

Poco a poco nos vamos incorporando a esta “Nueva Normalidad” y vamos conociendo qué implica. Quiere decir que debemos mantener las medidas de seguridad para no contagiar ni contagiarnos, pero que también debemos “regresar” de algún modo a nuestra cotidianidad.

Por ejemplo, si estábamos en búsqueda de casa, es muy probable que hayamos pausado la búsqueda; sin embargo, es un excelente momento y oportunidad para retomar nuestros planes y proyectos a futuro. La vida sigue, y con ella, necesitamos seguir andando.

Sabemos que estamos frente a la mayor crisis sanitaria registrada hace más de 90 años, y que esto afecta invariablemente el panorama económico. Sin embargo, si se cuenta con el capital suficiente, en un excelente momento para invertir en bienes raíces.

Y es que, dependiendo de la plusvalía de las opciones que estemos contemplando, la vivienda puede generar un retorno de inversión mayor al 15% anual, lo cual es ya de por sí, un gran incentivo para comprar, y eso sin tomar en cuenta que la inversión en bienes raíces es una de las más seguras, y en tiempo de crisis, queremos buscar la menor incertidumbre y la mayor estabilidad posible.

Si ya tienes una casa propia y un crédito hipotecario, será más fácil para ti adquirir una segunda vivienda, gracias a dos factores: al mayor rango de negociación que implica vivir una época como la que estamos viviendo, así como el apoyo que están dando las entidades bancarias respecto a los créditos hipotecarios, para favorecer reactivar la economía, y para proteger a sus clientes.

Si bien sabemos que en general no estamos frente a un panorama meramente optimista económicamente hablando, es verdad que frente a las crisis, siempre surge la oportunidad. La idea es apuntar por desarrollos que generen grandes plusvalías, como cada proyecto de HU, y que además, ofrecen planes de financiamiento difíciles de resisitir.