Estilo de Vida
April 7, 2022

Para tus vacaciones: ¿tiempo compartido o casa en copropiedad?

Cada quien decide la manera de invertir en sus vacaciones. Acá te compartimos dos conceptos que te pueden ayudar a decidir la mejor forma de hacer de tus vacaciones una inversión en tu beneficio.

2
min. de lectura

Primero, conozcamos qué significa cada uno de estos conceptos.

TIEMPO COMPARTIDO

Consiste en poner a disposición de una persona o grupo de personas, el uso, goce y demás derechos que se convengan sobre un bien o parte del mismo, en una unidad variable dentro de una clase determinada, por períodos previamente convenidos, mediante el pago de alguna cantidad, sin que, en el caso de inmuebles, se transmita el dominio de éstos.

Esta es la definición. En otras palabras, tú y otras personas pagan el uso por algún tiempo de un cuarto o propiedad turística. Haces un pago por la membresía y después, cada vez que lo usas, pagas una cuota de mantenimiento.  El costo y la cantidad de semanas que puedas utilizar depende de la temporada que elijas.

CASA EN COPROPIEDAD

Una copropiedad es cuando una cosa pertenece pro-indiviso a varias personas. Es muy frecuente que dos o más personas compren en común o reciban en herencia una vivienda.

En otras palabras, tú y otras personas compran juntos una propiedad y dividen su uso de manera que cada uno la pueda disfrutar en el tiempo que le convenga. Al comprar una casa de vacaciones, además de que todos son “dueños”, acuerdan los tiempos y épocas de uso para cada uno.

Ahora bien, ¿Qué te conviene?

Tus necesidades y capacidades son las que dictan esta decisión.

Acá te compartimos algunas reflexiones.

El tiempo compartido lo puedes adquirir en algún hotel que cuente con atracciones como alberca, playa, gimnasio, etc. El pago de la membresía en términos generales es alto y el uso que le puedas dar depende de la cantidad de personas que compren lo mismo que tú. Cada vez que lo usas, pagas una cuota de mantenimiento. Recibes los beneficios del servicio del lugar y solo eres dueño del tiempo, no de la propiedad.

En el caso de la casa, realmente eres dueño de una parte de la misma, así como de las posibles amenidades que puedan existir. El tiempo de uso puede ser más libre y relajado debido a que el trato casi siempre es entre gente que conoces. Las cuotas de mantenimiento son repartidas y es más fácil llegar a acuerdos entre los propietarios. En este caso, mientras usas la casa, tú te encargas de mantenerla, limpiarla y dejar todo en orden para el grupo que llegue después.

Como puedes ver, cada uno tiene sus pros y sus contras. La decisión la tienes tú en base a tus expectativas.

Recuerda que en HU Lifestyle contamos con casas y departamentos que te ofrecen amenidades ideales para vacacionar y que puedes adquirir en copropiedad.