Economía
July 3, 2020

Mudanza a la autonomía. Los primeros pasos y plan de éxito.

Comprar tu primera propiedad después de pasar años rentando es un paso enorme y muy emocionante. Sin embargo, hay cuestiones que debes tomar en cuenta para que tu plan sea todo un éxito.

2 min.
min. de lectura

En primer lugar, debes tener muy claro tu plan de pagos y estar en orden en tus finanzas. Recuerda que debes destinar un tercio de tus ingresos fijos mensuales para la renta, y ahora, para la hipoteca. Por eso, una buena idea es ir ahorrando poco a poco desde meses o un par de años antes de pensar en comprar tu propiedad; de esta forma, el paso no se sentirá tan abrupto, podrás pagar un enganche y no te sentirás tan presionado por los pagos.

Si además puedes contar con un apartado de ahorros destinado al gasto de la nueva casa, los imprevistos dejarán de sorprenderte y de ponerte en apuros. Debemos tomar en cuenta que las mudanzas, y sobre todo las casas nuevas, siempre presentan detalles que debemos arreglar. Además, quieres tener tu casa en óptimas condiciones para que su valor no se deprecie con el tiempo.

Por lo general, pasamos de rentar un departamento a comprar una casa cuando la familia se va haciendo grande, aunque esto no siempre ocurre así. De todas maneras, es importante tomar en cuenta el espacio de la nueva casa, y visualizar los espacios para saber cuáles de nuestros muebles más preciados pueden ir dónde. Lo más probable, es que vayan a haber muebles que ya no quepan en nuestra nueva casa, ya sea por espacio, por estilo o por distribución. No descartes la idea de hacer una venta de garaje con tus antigüedades. Entre más te deshagas de lo viejo, más espacio estamos haciendo para lo nuevo.

Al dar un paso tan grande, estamos tomando una gran responsabilidad, y aunque el mundo es incierto, procura tener un plan de ingresos estable para tu mediano y largo plazo.