Economía
June 21, 2021

Mitos y realidades sobre los créditos hipotecarios.

Se escucha mucho sobre los créditos hipotecarios, a veces cosas positivas y otras no, pero ¿Qué tanto de lo que escuchamos es verdad?, Aquí te mostramos la lista de mitos y realidades de préstamos

2
min. de lectura

Los créditos hipotecarios son préstamos que ayudan a todas aquellas personas que buscan adquirir una propiedad; también sirve para quienes buscan comprar un terreno, construir o remodelar su casa, obtener liquidez o hasta mejorar las condiciones si es que ya cuentan con algún otro crédito hipotecario vigente.  

En México, existen varias opciones de instituciones que ofrecen créditos, desde las de carácter público como el Infonavit o el Fovissste, hasta instituciones privadas como son los bancos y las SOFOMES; cada una ofrece opciones crediticias distintas dependiendo del perfil del solicitante.

Los créditos hipotecarios generan muchas dudas debido a todos los mitos y realidades que giran en torno a ellos, sobre todo porque se trata de grandes cantidades y un compromiso importante a largo plazo. A continuación, compartimos algunos mitos:  

  • Obtener un crédito hipotecario es un proceso largo y complicado.

Este es de los mitos más comunes. Se cree que las instituciones toman meses y piden muchos requisitos para otorgar un crédito, en realidad sólo debes ser mayor de 21 años, tener un buen historial crediticio y un salario fijo, además, el proceso es de aproximadamente 30 días hábiles, salvo que hubiera algún problema con el inmueble que deseas adquirir.  

  • ¿Un crédito hipotecario es mucho más caro?

Se cree que en comparación con otro tipo de créditos, el hipotecario es el más caro, cuando la realidad es que es el que tiene la tasa de interés más baja.

  • Si te quedas sin trabajo pierdes tu casa

Los créditos cuentan con distintos seguros en caso de que ocurra algún imprevisto como estar en una situación de desempleo. Sí podría significar un problema para tus finanzas personales y familiares, sin embargo, no te quedas desamparado, pues las instituciones ofrecen otras opciones cuando estas emergencias suceden.

  • Pasarás el resto de tu vida pagando el crédito

Este es otro mito muy común, cuando la realidad es que existen muchos planes de pago con distintos plazos, de esta forma seguro encuentras el que mejor se adapte a tus necesidades de pago. Existen créditos con plazos de hasta 30 años, sin embargo, siempre es importante considerar que, aunque las mensualidades sean más bajas, los intereses suben. Se puede optar también por acortar el plazo de pagos si se hacen pagos mensuales más altos a lo correspondiente o liquidando el total restante.  

  • La casa es propiedad del banco hasta pagar la deuda

Esto es totalmente falso. Desde el momento de la compra, el inmueble queda a nombre del comprador, no de la institución que brindó el crédito. Lo que sí es cierto es que la propiedad presenta un gravamen, que representa una obligación de pago de deuda con la institución crediticia, el cual anula cuando la deuda se liquida.  

  • El crédito hipotecario es suficiente para pagar el valor total del inmueble

Mucho depende de la institución que otorgue el crédito, aunque en general cubren un máximo del 90% del precio del inmueble. No obstante, es importante considerar el dinero del enganche, impuestos, notario, entre otros.  

  • Puedo hacer uso de más de un crédito hipotecario

Si eres beneficiario de un crédito Infonavit o Fovissste y estás disponiendo de él, no puedes hacer uso de otro crédito otorgado por estas instituciones, pero sí puedes disponer de un crédito SOFOM o de alguna institución bancaria.  

  • Los jóvenes obtienen créditos menores 

Esta creencia es totalmente falsa, la edad no es un factor de peso al momento de otorgar un crédito, sólo debes ser mayor de 21 años. Lo más importante es que tengas ingresos y puedas comprobar que tienes estabilidad económica y buen historial crediticio. En el caso de los créditos Infonavit, es necesario contar con los puntos acumulados necesarios para poder acceder a ellos.  

Cumplir el sueño de tener un espacio propio está más cerca de lo que crees, y los créditos hipotecarios son una gran herramienta que te ayudará en el proceso de brindarle un patrimonio a tu familia.