Medio Ambiente
November 27, 2020

El impacto ambiental de vivir en un desarrollo vertical

Muchas veces pensamos que las amenidades, la seguridad, la facilidad de venta o renta o el fácil mantenimiento, son las mayores ventajas de vivir en un departamento, pero hay ¡muchos más beneficios!

2 min.
min. de lectura

Los desarrollos verticales, o edificios de departamento, surgieron para optimizar el espacio en las grandes ciudades principalmente. Hoy por hoy, les podemos encontrar muchísimas ventajas a nivel ecológico.

En las grandes ciudades, como lo comentábamos anteriormente, es común la alta densidad de tráfico, smog, y contaminación. Debemos utilizar el auto para ir al trabajo, al colegio y a para hacer cualquier actividad.

Sin embargo, el uso de las amenidades dentro de un desarrollo vertical nos ayuda en gran medida en llevar a cabo nuestro día a día, o al menos parte de, dentro del lugar en donde vivimos.

Por ejemplo Cosmopol, que nos ofrece una enorme cantidad de amenidades para que no tengas que salir de tu casa, ir al gimnasio, y así gastar más en gasolina y contribuir al caos ambiental. Encontrarás una alberca techada, pista de jogging, canchas deportivas,  juegos infantiles, asadores y mucho más, de manera que ni pensarás en salir de casa.

Lo mismo ocurre con otros desarrollos de HU LS, como Summit Park en Querétaro y Tres Lagos en la ciudad de Guadalajara. Además, cada uno de estos desarrollos está lo suficientemente cerca de los centros financieros, educativos y de entretenimiento más importantes de la ciudad en donde se encuentran para que tu trayecto al trabajo o colegio sea cercano, haciendo tu vida mucho más cómoda, y contribuyendo a la preservación del medioambiente al mismo tiempo.

Tres Lagos, Summit Park y Cosmopol son un excelente ejemplo de cómo los desarrollos verticales no únicamente apuestan por elevar nuestra calidad de vida, sino que contribuyen al mismo tiempo al cuidado del medioambiente.