Medio Ambiente
August 21, 2020

Cómo convertir tu cocina en eco-friendly

Quien maneja una casa, sabe la cantidad de basura y de desechos que genera una cocina, así que comenzar por hacer cambios amigables en esta área de tu casa, será de gran impacto.

2 min.
min. de lectura

No tienes que ser un experto en el tema medioambiental, sino empezar a hacer pequeños cambios en la conciencia, y cambiar nuestros hábitos de consumo poquito a poquito. Recuerda que los pequeños cambios son los que generan resultados impactantes.

En primer lugar, podrías comenzar por observar los productos de limpieza que usas. La mayoría tienen ingredientes tóxicos muy contaminantes. Elige marcas que estén libres de parabenos, cloro y fosfato, y de preferencia, que puedas rellenar a granel para no generar tanta basura. Si no encuentras marcas naturales, una sencilla mezcla de bicarbonato, limón y vinagre blanco será tu aliado perfecto.

Separa la basura por orgánica e inorgánica. Si tienes desechos de plástico o cartón, guárdalos en vez de tirarlos, se pueden recolectar para reciclar o incluso vender. Piénsalo dos veces antes de tirar un envase de vidrio, te podría funcionar como despensa para guardar harinas, nueces, semillas, cereales y más.

Si tienes jardín o terraza, puedes empezar a hacer tu pequeña composta casera con residuos orgánicos. Solo necesitas una compostera con ventilación, poner una capa de 30 cm de paja y deshechos de hortalizas y humedecer, agregar los restos de comida y humedecer, y encima una capa de estiércol desmenuzado. Evita que tu composta se seque o se moje demasiado, y voltéala cada 15 días y luego cada semana hasta que esté lista y la puedas guardar en un costal para fertilizar tu jardín o plantas.

Utiliza un filtro purificador de agua para evitar el desperdicio, así como iluminación LED para disminuir las emisiones de CO2.

Al elegir alimentos de temporada, y de ser posible, de productores locales, puedes ayudar a reducir los efectos de la contaminación que implica el transporte de alimentos.

Empieza un paso a la vez, y dentro de poco, estas medidas serán un hábito amigable a toda la familia.