Medio Ambiente
July 27, 2020

Arquitectura como herramienta medio-ambiental

Afortunadamente, la arquitectura actual busca cada vez más integrar las edificaciones al entorno y ecosistema natural que le rodea. Así es Bali, tu casa en el paraíso, sé uno con la naturaleza.

2 min.
min. de lectura

La tendencia actual se inclina por optar hacia el uso de materiales y de procesos de construcción que sean más amigables al medio ambiente. Sabemos que la única manera de tener una relación sana con nuestro entorno y lograr un bienestar integral, es respetando, honrando y armonizando con la naturaleza y con los recursos que tiene para ofrecernos.

Empezaremos a ver cada vez más desarrollos y proyectos arquitectónicos que nos hagan sentir uno con la naturaleza, creando una experiencia sensorial en donde la edificación esté intrincada dentro de su entorno, dejándose tocar y modificar por el hábitat que le acoge.

En Bali, por ejemplo, encontrarás techos de doble altura que te darán la mayor frescura en medio del Caribe, así como casas de tres niveles para aprovechar el terreno y construir casas más verticales, y una alberca colectiva para ahorrar el uso de agua. Las amenidades al aire libre no utilizan energía y te permitirán disfrutarla maravilla de tu entorno natural.

Esto mismo podrás encontrar en Bali, Playa del Carmen, en donde sus extensísimas áreas verdes te darán la oportunidad de convivir y ver de cerca la fauna de la región. Diversas especies que te recordarán la maravilla de poder vivir o vacacionar por un momento lejos de la ciudad, y cerquita de nuestro origen.

Si tomas la decisión de vivir en Bali, milenios de historia y de naturaleza te acompañarán en todo momento. Estarás muy cerca de parques ecológicos, zonas arqueológicas, y lugares al aire libre en donde podrás explorar distintas actividades y aventuras, tengas la edad que tengas-

Una arquitectura medio-ambiental promueve y viene de la mano con un estilo de vida que busca proteger el mundo en el que vivimos. Bali te ofrece un estilo de vida verde, lejos de la contaminación, de la ciudad y del tráfico.

La brisa, el sol y el mar te recordarán que eres uno con tu entorno, que el paraíso está a tu alcance y que mereces vivir cada uno de tus días en el paraíso.