Economía
October 26, 2020

3 lecciones financieras que nos dejó la pandemia.

El desempleo se disparó en más de un 10% y la mayoría de la gente se vio afectada económicamente. Aquí recapitulamos 3 grandes lecciones que la pandemia nos dejó.

2 min.
min. de lectura

Se dice que con toda crisis, llega la oportunidad, y es que sin duda, estos momentos difíciles nos han traído también algunas lecciones que agradecemos implementar en nuestra vida para ganar mayor certidumbre y seguridad económica.

1.       Ahorra al menos 3 meses de tu sueldo. Es una de las reglas de oro de las finanzas personales que no debemos subestimar. Con o sin pandemia, es muy importante apartar al menos el equivalente a tres meses de nuestro ingreso por si llegamos a quedarnos sin trabajo o por si ocurre cualquier eventualidad.

 

2.       Diversifica. Muchos nos quedamos sin trabajo durante la pandemia, perdimos clientes o se redujeron nuestros ingresos. Tener diversas fuentes para ganar dinero es la mejor manera de no “meter todos los huevos en una misma canasta”. Esto no significa que te tienes que desvivir en dos trabajos de tiempo completo, pero existen muchas formas de diversificar, por ejemplo, mantener tu trabajo de oficina y operar tu negocio en línea, las clases virtuales, invertir en un negocio al cual le apuestas, etc. Aquí la cuestión es usar la imaginación y poner a trabajar tus dones.

 

3.       Emprende y adáptate a tu entorno. Con la pandemia, aprendimos que si nuestro negocio no tenía presencia online, íbamos muy tarde. Durante el confinamiento, las empresas y negocios se vieron obligados a encontrar soluciones para seguir funcionando virtualmente, y las que saben adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios y ofrecen soluciones a las nuevas problemáticas, serán las que puedas aprovechar los momentos de mayor crisis para convertirla en oportunidad. Para esto, es importante que te mantengas actualizado en las tendencias de tu industria, y que sepas reconocer lo que necesita tu gente.

Sabemos que son momentos difíciles, pero como todo, va a pasar. No sabemos lo que nos puede deparar el futuro, pero podemos generar una estabilidad económica con estas lecciones que nos dejó la pandemia.